Saltar al contenido
Hechos de Bambu

Capítulo 2 Qi Tiezui

agosto 20, 2021

Qi Tiezui se apoyó contra la ventana cuando el automóvil llegó a la estación de tren de Changsha. Vio a la policía militar dando vueltas y vueltas, y la gente que miraba se dispersó antes de que pudieran reunirse. Hubo un susurro aprensivo en su corazón. Si Fo Ye hubiera enviado a alguien a recogerlo de la tienda justo antes del amanecer, no podría ser bueno. Fo Ye era un hombre que había visto el mundo, por lo que no había nada que no pudiera esperar hasta después del amanecer. No tuvo la oportunidad de lavarse la cara o enjuagarse la boca, y había sido convocado justo después de comer un rábano, lo que indicaba que Fo Ye estaba ansioso por verlo. Si Fo Ye no pudo manejar la situación, entonces incluso Qi Tiezui y su pequeño quemador de incienso no podrían hacer nada para ayudarlo*.

*”Buda da la espalda incluso cuando intentas poner varitas de incienso en el incensario, rogándole a Buda que te ayude”. En resumen, significa que la situación es indefensa.

Qi Tiezui miró por la ventana del auto y trató de pensar en una excusa para huir, pero el auto ya había ingresado al área controlada. Tan pronto como se abrió la puerta, el teniente de Fo Ye ya lo estaba saludando.

Este teniente, también de apellido Zhang, rara vez hablaba. Se decía que había estado con Fo Ye desde que venía del noreste, por lo que no fue fácil ofenderlo. También era raro que Fo Ye lo enviara a recoger personas, por lo que Qi Tiezui asintió cuando salió del auto.

El teniente fue muy respetuoso cuando dijo: “Ba Ye, Fo Ye te pidió que vinieras lo antes posible. Escuché que aún no has desayunado, así que por favor ten paciencia por el momento. La casa ya ha preparado unas patas de cerdo y un guiso de raíz de loto. Cuando regresemos, le serviremos una comida sólida”.

“¿Cuál es la situación? ¿Desayunar pies de cerdo y guiso de raíz de loto? ¿Está loco? Fo Ye parece estar muy confundido recientemente”.

Qi Tiezui se quejó, pero sabía en su corazón que Fo Ye era una persona muy disciplinada. Este estofado de patas de cerdo y raíz de loto no sería un desayuno en absoluto. De hecho, temía que fuera la cena. Fo Ye había asumido que esto continuaría hasta la noche.

¿Qué fue exactamente? Se secó el sudor de la frente, siguió al teniente hasta la sala de espera de la estación de tren y vio que dentro había más soldados. Muchos de los quioscos estaban cerrados y algunos de los hombres de negocios discutían, empujaban y gritaban a los soldados. Cuando llegaron a la plataforma, Qi Tiezui miró hacia arriba, sintió que sus piernas se ablandaban y casi se cae.

Vio que un tren negro, anticuado, prácticamente cubierto de óxido y lodo, estaba estacionado en la vía. Parecía como si acabara de ser excavado en el suelo, muy parecido a esos viejos ataúdes que solía ver que habían sido arrastrados por los deslizamientos de tierra.

Qi Tiezui era el adivino más famoso de Changsha. Era un experto en feng shui y numerología, pero había tres cosas que no miraba: extranjeros, personas con tatuajes de qilin* y extrañas maravillas. El resto fue un juego limpio.

*es una criatura mitología china, cuerpo de león, piel de pez y cuernos de ciervo, tan importante como el dragón

La lógica detrás de esto era muy simple. Los extranjeros no podían entenderlo y no estaban bajo el control de dioses, deidades o Buda chinos. Las maravillas extrañas eran una especie de gran conspiración, por lo que era fácil provocar peleas. En cuanto a las personas con tatuajes de qilin, era una regla ancestral. Se dijo que los antepasados ​​de hace varias generaciones encontraron una maravilla, por lo que establecieron la regla de hierro.

Este coche de hierro se consideraba una extraña maravilla, y cuanto más lo miraba Qi Tiezui, más desafortunado se sentía. Se apresuró a gritar:

“¡Estoy muerto de miedo, estoy muerto de miedo! Zhang Da Fo Ye, conoces mis reglas. Este auto da demasiado miedo. ¡Estoy volviendo! ¡Estoy volviendo!”

“¿Volver? ¿A dónde vas a volver?”

La voz de Zhang Qishan flotó desde debajo de las vías del tren.

“Teniente, si el adivino se atreve a salir de esta estación de tren, ¡dispárele!”

El teniente miró a Qi Tiezui y Qi Tiezui lo miró a él. El teniente dijo: “Ba Ye, no es bueno morir así. No lo hagas”.

Qi Tiezui sabía que Zhang Qishan nunca hacía bromas, especialmente en este caso. Dio una patada en el pie con enojo y trotó hacia la plataforma, donde vio a Zhang Qishan en la pista debajo de la plataforma, mirando las marcas de colisión en el motor del automóvil.

“Fo Ye, ¿qué está pasando?”

Zhang Qishan señaló un punto en el auto: “¿Qué crees que es esto?”

Qi Tiezui volvió la cabeza y vio un espejo colgando del motor del automóvil. Era un espejo de bronce antiguo, que estaba muy deteriorado. Cuando Zhang Qishan habló hace un momento, lo golpeó con su sable y Qi Tiezui gritó:

“¡No lo hagas!”

Zhang Qishan se sorprendió, pero rápidamente lo miró. Qi Tiezui sudaba profusamente y de repente recordó algo que había olvidado durante mucho tiempo. Le preguntó al teniente:

“¿De dónde salió el tren?”

Cuando el teniente negó con la cabeza, Qi Tiezui miró su reloj de bolsillo.

“¿Qué quieres decir?”

Zhang Qishan extendió la mano y el teniente lo subió a la plataforma. Se quitó los guantes militares y miró a Qi Tiezui, quien dijo:

“Hay una alusión a un espejo de bronce que cuelga sobre la cabeza de alguien. Es un informe de una fuente muy confiable”.

_____

Al comienzo es confuso pero aparte de sus nombres tienen como apodos así que:

Qi Tiezui: Ba Ye : Significa Octavo Maestro

Zhang Qishan: Bo Ye : Significa Maestro Fo o Buda

Así que recuérdenlo porque la historia cambia de un nombre a otro sin previo aviso

AtrásNovelasMenúSiguiente

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: